Los cerveceros españoles han celebrado en Barcelona su asamblea anual y han aprovechado para presentar su memoria de actividades. En 2016, el sector comercializó 34,4 millones de hectolitros de cerveza, un 3,4% más que en el ejercicio anterior. Andalucía y el sur de Extremadura son la zona con mayor venta, una cuota del 23,4%. Le sigue de cerca el centro de la Península, con Madrid incluido, que se lleva un poco más de un quinto del total de consumo. A la cola están Canarias y País Vasco, con cuotas de 4,7% y 6,6%, respectivamente. El consumo per cápita el año pasado fue de 46,4 litros por habitante.

 

 

El consumo anual de cerveza en España equivale a casi 1.380 piscinas olímpicas. El 90% de la cerveza que se sirve en bares y hogares es de fabricación nacional. Solo se exportan 2,4 millones de hectolitros, una cantidad considerable si se tiene en cuenta que ha crecido en un 200% con respecto a las cifras de 2006, cuando solo se enviaban al exterior 700.000 hectolitros. Los principales mercados son Guinea Ecuatorial, Portugal, China y el Reino Unido. "La cerveza es la bebida fría más consumida en hostelería y puede suponer el 25% de la facturación de los establecimientos hosteleros", ha explicado Emilio Gallego, secretario general de la Federación Española de Hostelería e invitado a la asamblea que se realizó en la fábrica de Damm de la capital catalana. Esta cifra aumenta hasta el 40% en los locales de menos de 10 empleados. La venta de cerveza tanto por el canal hostelero y como el de distribución alimentaria creció el año pasado.Un total de 19 millones de hectolitros de cerveza se venden en establecimientos y el resto a través de tiendas y supermercados.

Más botellas que latas o barril

La cerveza en botella sigue siendo la reina del mercado, representa el 41% de las ventas. Le sigue la lata, con el 31%. El 28% restante corresponde a lo que se sirve mediante barril. El consumo per capita el año pasado fue de 46,4 litros por habitante, 0,7 litros menos que en 2015. Una bajada que, aseguran, se debe al aumento en las exportaciones y la gran demanda del turismo. Los cerveceros dividen el territorio español en seis zonas a la hora de cuantificar sus ventas. Las que presentan mejores resultados son Andalucía y el sur de Extremadura, donde el año pasado se consumieron 8,1 millones de hectolitros, el 23,4% del total. Le sigue Madrid, Castilla la Mancha y el Sur de Castilla y León con el 21,8% del consumo. En tercer lugar se ubica la zona conformada por Cataluña, Aragón y Baleares, donde se consume un quinto del total de la producción. Le sigue el Levante, Albacete y Murcia, que consumieron en 2016 un total de 5,6 millones de hectolitros de cerveza. Después está la cornisa cantábrica y finalmente las Canarias. ¿Son 1.380 piscinas olímpicas de cerveza al año mucho o poco? El consumo en España está muy por debajo de la media europea, que está calculado en 70 litros. República Checa y Alemania se llevan el palmarés: 134 y 116 litros per capita anuales, según los cerveceros españoles.